Tags

,

La semana ha transcurrido bajo un calor infernal que me ha quitado mucha gana de salir a hacer fotografías o a visitar algunas de las exposiciones veraniegas organizadas en algunos de los pueblos de la Basilicata… me he concentrado exclusivamente en aplicar la ataraxia para combatir el calor usando todos los “trucos” conocidos y por descubrir, cosa que he compartido con la gran mayoría de mis co-regionales…

 Un artículo publicado en el Corriere della Sera nos da alguna sugerencia interesante a soporte de la ataraxia y que además permite aprovechar los así llamados “deshechos” de la cocina para crear nuevos platos. Además he descubierto un blog de cocina basada en la “re-usabilidad” que os invito a visitar. Yo, vuelvo a la ataraxia para sobrevivir a los 40 grados a 900 metros de altitud!