Tags

, , , ,

Como ya comenté en el post del pasado 12 de septiembre, estuve en San Petersburgo para presenciar a la inauguración del Photo Vernissage (el principal evento fotográfico de aquella ciudad y el segundo de Rusia) en el cual, 18 mis “criaturas” han tenido la posibilidad de generar una emoción o por lo menos un pensamiento a quien habrá querido pararse y mirarlas. El título de este trabajo era “Cittá Arlecchine” casi a subrayar la heterogeneidad de técnicas, sujetos y lugares representados, que parecen el vestido de una de los disfraces italianos más populares

Además de la exposición, tuve el honor de poder dar una master class a una trentena de personas que tuvieron el interés de escuchar mis pensamientos, mi enfoque y mis modalidades operativas para estimular y educar  nuestra capacidad de ver que a su vez alimenta nuestra inteligencia creativa. Mi intervención concluía (parafrasando a Dostoievski) con la convicción que el porvenir será de los artistas porque encierran más que otros la capacidad de hacer síntesis insólitas y de crear a partir del contrasto, de la diferencia y de la precariedad, elementos que serán unas constantes en el futuro próximo de todos nosotros.

En este post os propongo un conjunto de imágenes tomadas en aquellos días que he querido juntar en polípticos en los cuales intento resumir los acontecimientos y las emociones vividas en St Petersburg. La acogida por parte de la gente de allí ha sido de verdad muy buena, la ciudad ofrece contrastes estimulantes y una luz de encanto, la comida y los restaurantes (que hay que saber buscar) han sido todo un descubrimiento positivo con sus decoraciones coquetas o kitch y ofreciendo sabores bastante diferentes de lo que estamos acostumbrados en nuestra cocina. He tenido la oportunidad de charlar con los ganadores del World Press Photo award de los años 1970-85; he conocido fotógrafos rusos, de EEUU, canadienses, turcos; he podido contactar con algunos jóvenes fotógrafos rusos que presentaban en el PhotoVernissage sus propuestas en algunos casos muy rompedoras o muy entrañables y con los cuales espero desarrollar algo en el futuro; he podido estar en contacto con rusos que están aprendiendo italiano y castellano en la segunda academia de lengua más importante de Rusia y además entrevistas y algo de glamour. Por lo tanto, toda una experiencia que me ha enriquecido un montón, que me motiva a continuar en mi afán de usar la fotografía para expresar mis emociones y que quizás sea un trampolín para dar nuevas oportunidades a mi incansable convicción de que….. el futuro será de los artístas!