Tags

,

En estos tiempos oscuros, en los cuales la sociedad se está enfeando y parece que la única palabra que tiene sentido es “crisis” (por lo menos en la “información oficial” que se nos proporciona), he decidido abrir este blog a la esperanza, al positivismo y al porvenir, no solo en forma de arte y de imágenes, si no también de cualquier manifestación que tengo la suerte de vivir personalmente o de las cuales se me informa.

A finales de Septiembre tuve la oportunidad de participar como “coach” en uno Startup Weekend organizado por el HUB di Bari, invitado por dos de sus organizadores (Francesco Antonacci e Monica Del Vecchio) que conocí gracias a una de estas carambolas del destino que a veces se tiene la suerte de poder aprovechar. Uno Startup weekend es una red global que organiza eventos en todo el mundo en los cuales en 54 horas, cualquier persona que tenga una idea, puede compartirla, encontrar otras personas con competencias complementarias que pueden ayudarle a definirla y llevarla a cabo y hasta lanzar una startup. Un HUB es un sitio de co-working que incentiva la colaboración y el aprendizaje entre personas, además de proporcionar el espacio y la infraestructura necesaria para cualquier persona que necesita una oficina. Estos sitios están distribuidos en todo el mundo y colegados en una red global.

Los HUBs y los Startup Weekends me han desvelado un mundo paralelo lleno de iniciativa, de voluntad de sacarse la vida por uno mismo, de optimismo, de posibilidad, de colaboración, de no miedo al riesgo, de saber que los desafíos del presente necesitan soluciones diferentes, de optimismo, de conocimiento de las propias capacidades y de un deseo infinito de hacer. Delante de tal espectáculo tan prometedor de un porvenir mejor, no tenía ni siquiera mi cámara; lo único que tenía para transformar todo esto en imágenes era mi BlackBerry. Una vez en casa, he intentado mejorar la calidad visual del resultado en post-producción, aprovechando (en lugar de intentar esconderlas) las limitaciones intrínsecas de la calidad de las imágenes hechas con una BB. He pensado entonces de darles un aspecto de fotos hechas con una cámara antigua…de esta manera, lo que se muestra, parece un sueño no solo posible, si no que ya está haciéndose realidad!