Tags

, , ,

Esta semana os cuento una historia que podría perfectamente estar en un libro de Anthony Robbins, una historia en la cual una persona toma las riendas de su existencia para escuchar (como dice ella misma) “lo que me pide el cuerpo”. Conchi Martínez ha nacido en Soria y vive en Barcelona; desde hace unos 24 años da clase de Matemáticas en un centro de Secundaria, compaginando a la vez su pasión por la fotografía de viaje y por trabajos fotográficos más personales. Este año ha decidido dejar la enseñanza para dedicarse a su pasión, realizar lo que más desea y ser feliz intentándolo. En esta época en la cual soñar parece una actividad de perdedores, hay que tener una gran dosis de coraje y “cara dura” para construir su propio futuro justo en base a los sueños. En este sentido, Conchi es un ejemplo claro de lo que es la línea editorial que me he planteado para este año en este blog y que está resumida en el post de inicio año. De todos los trabajos que ha publicado Conchi, he elegido su trabajo con las Polaroids porque han sido el elemento que más nos ha acercado. Hace unos años, por razones de trabajo, iba a menudo a Zaragoza y en una tienda de enmarcación vi unas transfers Polaroid muy bien realizadas y cuidadas sobre Amsterdam y Barcelona. Me encantaron, también porque en aquella temporada había empezado yo también con esta forma tan artesanal y manual de mostrar un trabajo fotográfico. El año pasado, tanto ella como yo, participamos en el concurso Una ciudad, tu mirada y entre las miles de fotos que se subían diariamente a Facebook e Instagram, reconocí las Polaroids de Conchi; desde entonces nos hicimos amigos real/virtuales.

Antes de dejaros con sus Polaroids, os sugiero ser curiosos e ir a echar una mirada al libro Hortus botanicus que Conchi ha publicado y a su trabajo Interiores, muy singular porque “escarba” en la intimidad de las personas, mostrando el contenido de sus cajones.

La próxima semana el post estará dedicado a una serie de imágenes en las cuales encontraremos la belleza en las repeticiones, el orden en el caos…