Tags

,

Hasta ahora no había nunca dedicado un post a ninguna actividad comercial relacionada con la fotografía; esta semana rompo la regla no-escrita para hablar de dosmasenlamesa. Lo hago por diferentes razones, pero sobretodo porque es justo y necesario que ofrezca una visión (aunque mínima) de cómo dar cabida a una pasión artística y compaginar… “corazón y panza”. Iré presentando diferentes historias en esta línea y me ha gustado empezar con el sector de fotografía comercial por excelencia: la fotografía de boda.

Detrás de dosmasenlamesa (que mantiene también un interesante blog) hay dos fotógrafos, una historia y un concepto. Los fotógrafos son Andrea Sendón y David Saenz; un día de hace más de un año David llamó para informarse sobre un curso de iluminación a una escuela de fotografía; al otro lado del teléfono contestó Andrea; quizás el tono de voz de Andrea, quizás sus modales que te hacen sentir siempre a gusto, quizás su predisposición a echar una mano a los demás, empujaron a David a confesar sus ganas de cambiar de rumbo…luego descubrieron que ambos son de San Sebastián y que tenían amigos en común…y ya se sabe, esto es más que suficiente como para volver a contactarse y palabras, detrás de palabras, cervecita, pintxito, amarcord de Euskadi, decidieron juntar sus pasiones fotográficas y nació dosmasenlamesa. El concepto que está detrás de su idea es que ellos van a actuar en la boda como dos invitados más pero con cámaras fotográficas y con competencias técnico-artísticas y empáticas de primer orden! El resultado lo podéis ver en su sitio web y en la pequeña galería de fotos que adjunto abajo. El producto final de dosmasenlamesa no necesariamente es un álbum porque los tiempos han cambiado y cada uno quiere una cosa diferente, pero si se quiere, ellos mismos maquetan el álbum y lo imprimen profesionalmente.

La próxima semana el post tratará de un grande fotógrafo italiano, gran paisajista, sobre todo de las periferias invisibles de nuestras ciudades y que desafortunadamente ha desaparecido recientemente…