Tags

, ,

El pasado 13 de Febrero, a la edad de 69 años, ha muerto prematuramente un maestro fotógrafo, un arquitecto de formación y sobre todo un hombre de gran sensibilidad artística y humana. Gabriele Basilico es el fotógrafo del espacio creado por el Hombre; su mirada ha sido capaz de retratar el espacio como conjunto y a la vez en cada detalle; en este sentido, algunos lo han definido como “el notario del paisaje urbano”. No sé cuántas ciudades visitó y fotografió en su vida, quizás mil, cien, quizás menos…de cada una de ella ha dejado un testigo de cómo el Hombre ha querido cambiar un espacio que antes era diferente. Sus imágenes perfectas, limpias, esenciales, estudiadas, llenas de ausencia y por lo tanto de preguntas, nos empujan a pensar de manera dual sobre lo que han sido aquellos lugares y a la vez, sobre cómo es ahora la vida en aquellos espacios modificados. Sus periferias y sus paisajes urbanos, parecen el maravilloso arranque de “Oceano Mare” de Alessandro Baricco con la diferencia que en el caso de las fotos de Basilico “el vislumbre del hombre que hiere la verdad” no es un hombre que entra en el paisaje, si no que este papel se deja a la imaginación de quien las mira, que percibe el ritmo de la vida, los latidos de los corazones de la gente que vive en aquellos espacios y el esfuerzo de la creación derivado del trabajo. Mirando sus imágenes, yo siempre he probado la misma sensación que se puede probar al amanecer en una ciudad, cuando la vida todavía no ha llenado aquellos espacios de sonidos, rumores y colores… y tú que estás allí, te tambaleas entre la seguridad que pronto no estarás solo y el abismo de una soledad absoluta y permanente. Hasta siempre Gabriele!

La semana que viene el post será dedicado a las fotografías de viajes del colega con el cual he compartido el premio del mes de Enero en EFTI…