Tags

, ,

Todos saben que el Tibet es quizás la prueba más evidente de la arrogancia de la fuerza que intenta aniquilar la resistencia pacífica de un pueblo acorralado. China está actuando allí con contundencia y violencia tanto explicita como sutil, en un territorio que dice de pertenecerle, generando una verdadera catástrofe humanitaria y una aniquilación total de su cultura y sus tesoros religiosos y artísticos. El Dalai Lama y toda la sociedad tibetana obligada al exilio y la todavía más valiente población Tibetana que resiste en su propia tierra sufriendo en su propia piel la arrogancia de los chinos, necesitan ser permanentemente recordados para que se mantenga alto el rechazo y la atención hacia las maldades que allí se perpetúan en el silencio de una resistencia pacífica y que nunca morirá.

Hace algunas semanas me encontraba por trabajo a Treviso (elegante ciudad no muy lejos de Venezia) y allí me encontré con una exposición que merecería la pena ir hasta allí, solo para verla y disfrutarla.

Locandina

“I tesori del Tibet” en la Casa dei Carraresi (hasta el 2 de Junio) expone más de 300 piezas que datan desde el siglo XIV hasta hoy y que han salido desde Tibet y China por la primera vez en absoluto. Son piezas que llegan de Lhasa, Shigatze y Gyantze (Tibet), y del Museo de la Nacionalidades de Beijing (os podéis imaginar como han llegado hasta allí…). Objetos relacionados con los rituales religiosos, estatuas de Buda,  los tangkes que son dibujos sagrados que se exponen en los monasterios solo en especiales ocasiones y objetos relacionados con tradiciones populares. Hay que decir que los tibetanos han boicoteado esta exposición porque la consideran demasiado pro-China y también porque las piezas derivan en su mayoría de monasterios devastados por los Chinos en su afán represivo del pueblo Tibetano…

Por esta razón y de vuelta a casa, he querido enriquecer el contenido de este post sobre la exposición de Treviso, con algunas imágenes relacionadas con el Tibet hechas por dos amigas fotógrafas que han tenido la oportunidad de viajar en el llamado Tibet Invisible y que me han ofrecido sus fotografías para este post. Se trata de Lusy Incera con su trabajo sobre la sociedad tibetana en exilio en Dharamsala y Dolors Bas que nos propone el así llamado “pequeño Tibet”, el Ladakh. Me he tomado la libertad de montar unos dípticos en los cuales se asocia una imagen de la exposición con una de Lusy o Dolors.

La semana que viene la publicación del post va a ser el lunes de Pascua y será una pequeña reflexión personal sobre las maneras de acercarse al Arte y de como esta alimenta el ser…