Tags

,

Eva Arana es una artista visual autodidacta que compagina fotografía y pintura; licenciada en Comunicación Audiovisual, actualmente está cursando Historia del Arte; ha trabajado en áreas relacionadas con el mundo de la comunicación: periodista en una emisora de radio, productora de televisión o responsable de prensa en una distribuidora de cine. En la actualidad está viviendo una temporada de solitud positiva en el pequeño pueblo de Laredo en Cantabria, en el cual los ritmos son lentos y se tiene tiempo para la introspección. Si a todo esto se añade la inquietud que en Eva es innata y su búsqueda continua de respuestas, se obtiene la mezcla perfecta para crear algo de “universal”. Justo esto ha ocurrido en el caso de Softportraits, una serie que Eva ha preparado para la galería Delirium Café en la Ribera de Deusto del barrio Zorrozaurre de Bilbao, donde existen realidades artístico-creativas innovadoras que merecen el espacio de un futuro post de este blog.

Softportraits es una serie de autorretratos evocadores, misteriosos y en cualquier caso, siempre abiertos a diferentes lecturas que antes de ser expuestas en el Delirium Café, ya habían encontrado la luz en internet en las páginas del magazine Anormalmag … La misma autora explica el proceso que le ha permitido llegar a las imágenes expuestas: “colocar la cámara en una superficie o en el trípode, accionar el disparador automático y correr enfrente, posar o intentarlo y comprobar el resultado. Repetir unas 50 veces, corrigiendo detalles mínimos como, estirar una mano, adelantar una pierna, agachar más la cabeza… y por fin, ‘esta me gusta, ya está’. También puede que entre tanta toma encuentre alguna sorpresa y sea esa la elegida”. En la galería de imágenes, propongo casi todas las fotografías de Softportraits y alguna imagen de la galería en la cual están expuestas; para quien quiera ver más trabajos de Eva, puede acceder a su página Flikr

La semana que viene el post será dedicado a una paralelismo visual encontrado en viejas fotos de los años ‘45-‘60 entre Galicia y Basilicata (la pequeña región italiana de donde llego…)