Tags

, , ,

A veces pasan cosas sin ningún preaviso; cosas que en el momento que ocurren no parecen tan trascendentales pero que luego uno se da cuenta que sí lo son! Algo de este tipo me ha ocurrido el otro día cuando entré en la galleria Max Estrella en Madrid que había incluido en mi recorrido por las exposiciones del Festival Off de PhotoEspaña 2013. Es una galería sencilla en su estructura pero inmediatamente sus paredes atrajeron mi atención: decenas y decenas de caras una a lado de la otra, cada una con una tonalidad de color diferente, que te miraban en manera directa y sin tapujos; por debajo de cada cara estaba escrito el código Pantone® correspondiente a la tonalidad de la piel del modelo. Estaba en el medio de la exposición Humanæ de la fotógrafa brasileña Angelica Dass que (lo descubrí poco después) acababa de ganar el primer premio del Festival Off de PHE13; Humanæ se trata de un proyecto casi infinito con el cual Angelica retrata a gente que decide participar en el proyecto a través de llamadas en Facebook, con la idea de demostrar la igualdad en la diversidad del género humano a través del color de su piel y al mismo tiempo romper el detestable lugar común con el cual instintivamente categorizamos una persona en base al color: un blanco, un negro, un amarillo, etc…

Cartel Humanae

Me senté en frente a esta pared de caras y me di cuenta que sentada en el suelo delante de un ordenador, estaba una chica que estaba mirando también ella las fotos y de vez en cuando tomaba una nota en un papel…curioso de saber qué hacía, le pregunté: “¿que buscas y que escribes?”; ella de inmediato se levantó y empezó a explicarme el proyecto….solo entonces me di cuenta que estaba en presencia de la misma autora; una chica encantadora, solar, vital, emocionadísima por el hecho que me había interesado a su proyecto, habladora, una fotógrafa dialogante…

Angelica Dass

 

 

 

 

 

 

 

 

Me explicó que cada foto está hecha poniendo el modelo delante de un fondo blanco; una vez hecha la foto, Angelica toma una muestra de 11×11 pixeles de la piel del modelo y busca el código Pantone® del color correspondiente y usa este color para “pintar” el fondo de la imagen. Un detalle fundamental en este proceso es que Angelica toma la muestra de la piel de la nariz de los modelos… ¿”y esto porqué”? le pregunté; porque el color de nuestra nariz delata nuestros estados de ánimo o nuestra condición física (nos hemos tomado alguna copa más de la cuenta, hemos tomado el sol, tenemos frío, etc…); esto explica porque en algún retrato el color Pantone® correspondiente parece no ser lo de la tonalidad general de la piel del modelo.

Mirando las imágenes de Humanæ, se reflexiona sobre el hecho que al final no somos tan diferentes, que nos une más de lo que nos hace diferente, que si se prescinde de factores ficticios como la nacionalidad, el origen, el estatus social, la edad o los estándares estéticos y quedamos con la esencia de nuestra mirada, se obtiene un inventario cromático que supera las fronteras y los prejudicios. Un encanto de mujer, un proyecto rompedor en su sencillez, una exposición que no se puede perder! (estará abierta hasta el 17 de Julio)

La semana que viene presentaré el recorrido que he hecho en las exposiciones de PhotoEspaña…no va a ser en absoluto un inventario de exposiciones, si no el recorrido por la ciudad y sus micro-mundos…