Tags

, , ,

Haikai Fotografico

Conocí a Leticia gracias a la plataforma EFTI donde, tanto yo como ella, solíamos subir algunos de nuestros trabajos fotográficos que comentábamos mutuamente. Leticia es una artista multifacética brasileña con el 50% de los genes japoneses, a la cual gusta mezclar diferentes formas de expresiones visuales, tanto que se auto-define “investigadora de imágenes híbridas”. Sus imágenes tienen casi siempre el tiempo como uno de los elementos fundamentales y de hecho están muchas veces constituidas como una secuencia de imágenes que se suceden. Uno de los trabajos más originales de Leticia Kamada son, en mi opinión, los “Haikús Visuales”. Los Haikús constituyen unos de los pilares de la poesía Japonesa, con una estructura muy definida de tres versos de cinco, siete y cinco silabas respectivamente. En su página web, Leticia propone algunos haikús escritos, audiovisuales y fotográficos que invito a visitar para apreciar como esta artista está intentando trasladar visualmente un concepto poético de una cultura para la cual siente una fuerte atracción. En la breve entrevista que he hecho a Leticia para este post, me ha comentado que, a pesar de haber sido criada lejos de su parte japonesa de la familia, recibí de su padre muchos valores de esta cultura que ahora intenta profundizar para ayudar a encontrar el otro 50% de identidad. Todo el tema de los haikús empezó después de haber hecho un taller, durante el cual escribió su primer haiku, inspirándose a una imagen que había “fotografiado” mentalmente. Desde entonces, Leticia, cuando no sale con su cámara fotográfica, lleva siempre consigo un cuaderno donde anotar los versos inspirados por una imagen que le hubiera gustado fotografiar. En la actualidad Leticia tiene tres maneras diferentes de hacer Haikús: por escrito, siguiendo la regla del 5,7,5; fotográficamente, a través de un tríptico en el cual cada imagen representa un verso; audiovisualmente, a través de un video de un lapso de tiempo sin ningún movimiento de la cámara.

Leticia explica que en los haikus fotográficos cada una de las 3 fotos que componen el tríptico representa un verso. Suman 3 acciones. No hay trabajo silábico pero si es importante el tema y el orden de las acciones, de la misma manera que se hace en la composición de los versos de un haiku. En el primer verso está la presentación, algo concreto, el contexto circundante o la “cosa” en sí. En el segundo la acción, el evento, el registro del movimiento. Y en el tercero la conclusión.

Desde cuando lancé el proyecto Emotionage, los haikús de Leticia me han interesado todavía más porque son una clara evidencia de cómo se puede fusionar fotografía y poesía; es evidente que estas dos formas artísticas pueden tener en común la misma esencia. La poesía es la materialización en palabras de un cierto tipo de imaginación; a través de la fotografía se crean imágenes. Las palabras imaginación e imágenes tienen una raíz común; se necesita imaginación para hacer una imagen y una imagen debería siempre dejar espacio a la imaginación…

 Paperblog
La semana que viene el post será dedicado a la fotografía de moda…