Tags

, , , , ,

Centro de Arte Polittico

3a PARTE

En los dos posts anteriores de esta serie sobre el visionado de portfolios, he hablado de la fase de preparación, focalizándome en el contenido; en esta tercera, finalizaré la fase de preparación, hablando de la importancia del “envoltorio”; para esto os invito a ver el siguiente video que muestra la elegantísima y práctica solución con la cual me he podido presentar a cada entrevista.

PREPARACIÓN

  • Packaging y aparencia. En cualquier aspecto de nuestra vida, sabemos perfectamente que no es solo importante cuidar el contenido si no también la manera de presentarlo; cuando se habla de arte, este segundo aspecto, llega a ser parte integrante del contenido. En este sentido, he tenido la suerte de tener a mi lado unos verdaderos profesionales del tema que han desarrollado para mi una solución funcional y a la vez elegante, refinada y de gran impacto, cuyo resultado ha sido lo que he mostrado en el video anterior. Ander Soriano de Estudios Durero es una persona excepcional: generosa, entusiasta, dispuesta a ayudar, competente y con olfato al negocio; nos conocimos por el post que preparé sobre el proyecto Estereoscópico llevado a cabo por Estudios Durero y cuando le comenté que había estado seleccionado por Descubrimientos, se propuso en ayudarme para que fuera “bien preparado”. Involucró a su colaborador Javi Martín de la agencia publicitaria bilbaína Paradox (no tienen página web, el boca a boca es su único canal de marketing…que mejor manera!!!) y juntos me proporcionaron una solución completa:
  • Impresión de las fotografías de mi portfolio en papel hahnemühle
  • Diseño e impresión de una libreta promocional 12×12 para que la pudiera dejar a los visionadores, con una sellección de las fotos de mi portfolio, la presentación del proyecto Emotionage y los datos de contactos
  • Diseño e impresión de una refinada tarjeta de presentación
  • Diseño y desarrollo de una práctica caja que permitía guardar las fotos del portfolio y una copia de la libreta promocional que hacía además de portada de la misma caja. El objetivo del diseño de la caja era de no causar ninguna perdida de tiempo a la hora de presentar el portfolio; de esta manera se puede maximizar el tiempo para hablar con el visionador

Acabada la preparación, ya estaba listo para mostrar finalmente mi portfolio…¡ha llegado el momento de hablar del visionado!

VISIONADO

El Visionado

Me planificaron 7 entrevistas en dos días; cada una de 20 minutos estrictamente controlados por la organización e intercaladas con 20/40 minutos de “descanso”. Habían habilitado dos salas en el magnífico centro de arte en Alcobendas para los visionadores, además de una sala de espera con Nespresso y Wifi gratis, sofás, mesa de trabajo, y una terraza para los participantes; sitio ideal para hacer “networking” y comentar entre colegas las experiencias tenidas con los visionadores y ajustar consecuentemente el tiro… Los encargados de PhotoEspaña iban avisando con un cierto anticipo a los participantes de la siguiente entrevista para que todos estuviéramos detrás de la puerta de la correspondiente sala, 2 minutos antes del comienzo. Una vez en la sala, cada uno iba a la mesa con el visionador asignado y allí empezaba “la aventura”.

En mi caso, si se excluye una alemana “sosonga” y sin sentido (Nadine Barth, editora de libros de fotografía) que lo único que supo preguntarme fue “porque usaba colores tan fuertes” y acto seguido se contestó ella misma: “ah! Es porque eres Italiano y a los italianos les gustas exagerar”…(sin comentarios!), los demás visionadores fueron profesionales, respetuosos de mi trabajo, pródigos en consejos constructivos y en ideas para ir mejorando, completando, explotando mi propuesta; con tres de ellos he quedado para dar seguimiento a nuestro encuentro y valorar oportunidades… Vente minutos se te hacen cortísimos si no tienes bien “trillado” el discurso y claros los objetivos. Mejor focalizarse sobre un trabajo por cada visionador y tener claro desde el comienzo que se quiere preguntar u obtener. Es fundamental contestar poniendo el máximo de la atención a sus preguntas porque delatan lo que les interesa de ti. Mejor atreverse que quedarse con la duda; si se percibe que el trabajo no interesa, mejor concentrar el tiempo en saber si conoce gente a la cual nuestro trabajo podría interesar. La técnica usada y la calidad de la impresión son fundamentales, son como un pre-requisito para poder empezar a hablar. Si el visionador juzga en lugar de dar consejos, recordarle explícitamente y sin miedo que uno está allí para obtener cosas útiles no juicios. Pensad que es gente que está acostumbrada a ver miles y miles de imágenes pero esperanzadas a que el conjunto “trabajo-persona” que tienen delante les haga pararse a pensar. Los que te hacen preguntas que van más allá de la esfera fotográfica, delatan su interés hacia a ti como persona además de como artista y para mi esto delata su voluntad de ser útiles; hay que dar todo con ellos y posiblemente dar continuidad al contacto con “savoir faire”, una vez que se ha vuelto a casa…

EFECTOS COLATERALES

Un resultado añadido es seguramente la gran oportunidad de ampliar la propia lista de contactos, sobre todo con los demás colegas. Hablar con ellos de sus proyectos y de los nuestros, es una gran oportunidad para abrir la mente, inspirarse y hacer amigos, además de un buen entrenamiento para que nuestro discurso fluya mejor a la hora de presentárselo a los visionadores. A lo largo del verano, os propondré algunas de las propuestas de mis compañeros, que seleccionaré tanto por la fuerza de la propuesta en sí, como por la simpatía y empatía que nació en aquellos días en PhotoEspaña.

La semana que viene el post estará dedicado al recorrido del Silencio en PHE14…