Tags

,

Portada

La palabra “selfie”, define un autorretrato instantáneo a un brazo de distancia; en el 2013 fue nombrada “palabra del año” por el diccionario Oxford; en la actualidad constituye un verdadero fenómeno social que está siendo objeto de estudios de sociólogos y psicólogos. Uno de estos estudios, es el publicado por Selfiecities que aporta una primera caracterización cuantificada de este “virus” totalmente visual. Aquí reporto solo dos aspectos: la edad media es 23,7 años y las mujeres son muchas más que los hombres (de 1,3 a 4,6 veces más selfies de mujeres que de hombres, dependiendo del lugar del mundo). Hay selfies para todos los gustos y en todas las situaciones posibles y hasta inimaginables; por ejemplo hay las “Olimpiadas Selfie” en las cuales se compite para el pose más arriesgada o el “Scotch Selfie” en los cuales la gente se autorretrata con la cara deformada por cinta adhesiva.

Cinta-Olimpiadi

Hay sociólogos que sostienen que la gente se hace Selfies por puro narcisismo…y a juzgar de estas imágenes podríamos darles la razón…

Narcisismo

Otros, sostienen que los Selfies son para afirmar “este soy yo” o “aquí estoy yo”, auto proponiéndose a través del control de la propia imagen y sin terceros puntos de vista…

AQUI-AHORA

En cualquier caso pienso que, en un mundo donde priman la apariencia y la inmediatez, los Selfies son como nuestros anuncios; nos permiten “posicionarnos” en el mercado de nuestros círculos sociales para ganar apoyo y así “romper el hielo” de como arrancar una conversación con un desconocido o con alguien que es amigo pero virtual…“que hacías vestido de toro en las fiestas de…” y todo lo que viene después es mucho más fácil…En un Selfie, nunca, nada es accidental; a pesar de las apariencias, estas fotos tienen poco o nada de espontaneidad. Implican siempre un proceso de aprobación y la decisión de ponerse en circulación solo si el auto-juicio pasa el umbral de la aceptación…¡nadie es juez más severo que nosotros mismos! En un escenario psicológicamente tan tambaleante, llegan los Selfies de los famosos a desestabilizar totalmente cualquier intento de explicación. Estos Selfies rompen lógica, inundan la red, crean tendencias y hasta grupos de opinión, parecen representar la “democratización” de un estatus.

FAMOSOS

Para cerrar el post señalo dos fotógrafas que, arrancando desde el Selfie, han desarrollado un propio discurso y una propia huella y que, en el caso de Cristina Nuñez,  parece que le haya servido como un método auto-terapéutico y en el caso de Juno Calypso como denuncia de la obsesión femenina de la belleza, cueste lo que cueste…pero…¿cuándo se hizo el primer Selfie? Por mi atracción hacia su fotografía, pensaba que Francesca Woodman pudiera haber sido la pionera pero, investigando mejor, me he encontrado con la imagen que publico a continuación: se trata de un Selfie del 1920 hecho por 4 fotógrafos de la Byron Company en New York.

Selfie N.1

…y para l@s que se animan…está abierto todavía el octavo concurso “tu mejor selfie de las vacaciones”!!!!

Concurso Selfies

La semana que viene hablaré de estas fotografías que últimamente parecen brotar de la basura…