Otra contribución visual al proyecto Emotionage; el culpable esta vez ha sido el micro-relato surrealista-realista de Laia Oller… ¡si, lo admito, le maté!

Emotionage

You Killed Her

You killed her, didn’t you? – yes.

COMETÍ DOS ERRORES. EL PRIMERO, PENSAR QUE ERA MÍA. EL SEGUNDO, CREER QUE MATÁNDOLA DESAPARECERÍA PARA SIEMPRE. Me equivoqué. Estaba hecha de mí, pero no era mía. No la maté directamente, pero hice que se despertara desnuda en una habitación sin puertas y vi cómo su alma salía en forma de humo por su boca y cómo le sangraba la frente y no hice nada. Sólo observé hasta que su cuerpo cayó al suelo. Y me tragué el humo para devolverla a mis pulmones, a mi estómago. Y pensé que así acabaría todo. Pero me olvidé de algo: el silencio nunca está vacío y M es infinita.

Autor de la imagen – Giuseppe Satriani

Autor del micro-relato – Laia Oller

View original post