Tags

, ,

This slideshow requires JavaScript.

Parece que últimamente todos quieran hablar de Naturaleza; en sí mismo, esto es una gran cosa, porque me hace mantener la esperanza que se consolide un movimiento que permita a que la gente empiece a hacer un sano viaje hacia sí mismo. Es ya demasiado tiempo que el pensamiento preponderante en nuestra sociedad, ponga el “ego” centrípeto al centro del Universo, arropando valores individualistas, la competición, el egoísmo, el arribismo; todos aspectos que, a largo plazo, se revelan para el individuo como desastrosamente abismales y para la sociedad en global, una derrota del humano y de la humanidad. La vuelta a la Naturaleza es un necesario paso para volver a centrarse en nuestra propia interioridad pero no material si no emocional.

También en la fotografía se nota esta tendencia que estoy intentando sacar a la luz, por lo menos hace ya un año.

Visitando en Madrid la edición XVII de entreFotos he tenido una ulterior confirmación de como los ojos de quien usa la fotografía como medio de expresión interior, están siempre más enfocando la Naturaleza como objeto de su visión artística. La Naturaleza es como el silencio, necesita tiempo para revelarse en toda su belleza. No estoy hablando de la Naturaleza en sus expresiones más poderosas de belleza, sino de una Naturaleza íntima, cercana, superficialmente anónima que encierra, solo para quien saben alinear corazón, paciencia y saber ver, una belleza escondida y universal. Se trata de irla a encontrar, de saber esperar, de entender la luz, de buscar, de cuestionarse, de sentir, de emocionarse, de no querer gritar para llamar la atención, si no de susurrar para ganarse la confianza. Toda otra manera de aproximarse a las cosas, todo un enfoque diferente para afirmar nuestra visión, usando el mismo medio (la fotografía) pero con una sensibilidad y discreción más cónsonas a la inmensidad de la Naturaleza y al respeto que nos pide.

Buon Natale e Felice Anno Nuovo, que sea un año donde todos nos podamos sentir más unidos con la Naturaleza y con sus ritmos, para que valores o sentimientos como el respeto, el altruismo, la visión a largo plazo, la sensibilidad, la capacidad de emocionarse, tengan una mayor preponderancia en nosotros y en nuestra sociedad. Las fotos que propongo en la galería de la portada de este post, van justo en este sentido; son todos autores que han participado en entreFotos: Pilar Pequeño (aquí tenéis la entrevista que le hicieron), Angélica Suela de la Llave, José Luis López Moral, María Antonia García de la Vega…