Tags

,

cattedrale-trani-escher1

foto: Giuseppe Satriani

Hasta el 25 de Junio el Palacio de Gaviria en Madrid acoge una retrospectiva de la obra de Escher en la cual el visitador se queda fascinado por la versatilidad artística y por el intelecto de este pensador visual, que nos hace entrar en mundos imposibles que parecen reales y nos desvela enigmas que encierran otros enigmas en una espiral recursiva que nos hace tocar el infinito.

El lugar elegido para esta exposición es de por sí una joya escondida (por lo menos para mí) de un Madrid que siempre me sorprende positivamente. El Palacio de Gaviria es un edificio cuyos interiores recalcan los interiores de los palacios de la aristocracia italiana entre el ‘700/’800. Quizás por esta misma razón, los organizadores han elegido esta ubicación para la retrospectiva de Escher, visto que el artista tuvo una larguísima relación de amor con Italia cuyos paisajes, sobre todo los del Sur de Italia (lo menciono porque mis raíces pertenecen a esta misma Tierra, dura, acogedora y llena de fuerza) lo han inspirado para muchas de sus obras.

<ATRANI y METAMORFOSIS>

Escher revoluciona el concepto de espacio, plegándolo a su servicio para que represente sus enigmáticas creaciones imposibles. Nos muestra el espacio como una sucesión de formas hasta llenarlo por completo; utiliza conceptos matemáticos (por ejemplo las “cintas de Moebius”) para representar el infinito; da ritmo a la multiplicidad para transformar el caos en orden; juega con la perspectiva de una manera tal que alcanza el límite del conocimiento que no le permite finalizar una obra (“Galería de Grabados”); se sirve de la cristalografía para dibujar formas imposibles desde un punto de vista de la ingeniería; hace volar su genio para ofrecernos perspectivas inusuales (“Mano con esfera reflectante”). Por encima de todo esto, es capaz de dominar la técnica del grabado sumando una impresionante capacidad manual y demostrando una paciencia infinita, la misma que visualiza en sus paisajes recurrentes.

 

escher-espejo-doc

A mí me fascinó sobre todo la obra “Galeria de Grabados” porque, realizando esta obra, la genialidad de Escher chocó con el límite del conocimiento que se tenía en aquel entonces (1956) relativo a cómo resolver matemáticamente y consecuentemente visualmente la recursividad derivada del efecto Droste presente en este cuadro. Finalmente en el 2003 el profesor Hendrik Lenstra resolvió el problema y pudo completar el cuadro. En la exposición hay un video que nos permite entrar en esta obra y ver como se habría tenido que finalizar. Grabé un video con mi móvil del video de la exposición; el resultado es nefasto pero igualmente lo comparto para dar una mínima idea de lo que estoy hablando.

Finalizo esta entrada, mostrando otras dos imágenes que hice hace algunos años de carácter “Escheriano” porque encierran algunos de los conceptos propuestos por Escher. Se trata de un tríptico realizado unas imágenes extraídas de mi serie “Orden y Caos

mosaico-escheriano

foto: Giuseppe Satriani

y otra extraída de la serie “Speculazioni”. Esta última imagen es una versión alternativa de la imagen de portada de este artículo; me gustaría que la gente opinara sobre cuáles de las dos es la más lograda desde un punto de vista “Escheriano”

cattedrale-trani-escher2

Foto: Giuseppe Satriani

Todas las imágenes de la obra de Escher cuyo link se ha incluido en esta entrada pertenecen a la Escher Company – the Netherlands. All rights reserved. www.mcescher.com

Advertisements