Tags

, , , , ,

La vida está hecha de días que no dicen nada y de momentos que lo son todo. La sabiduría está en saber disfrutar cada día pero también en el saber gustar de manera especial, la plenitud de los momentos. A mí me encanta hacer fotos, intento crear un canal de comunicación a través de mis fotos, disfruto trabajando en preparar mis fotos para que puedan ver la luz y así tener la oportunidad de encontrar la mirada y las emociones de otras personas. Cuando se da esta oportunidad, el círculo se cierra y me siento apaciguado y en armonía con todo. En Abril de este año, gané el primer premio de la sección gráfica digital del Premio Arte Novara. Entre Junio y Septiembre, su director artístico, el indómito e indomable Vincenzo Scardigno, “hace una gira” con las obras de los artistas; el tour “Il Gusto dell’Arte”, empezó en Oleggio, para luego tocar Matera, Molfetta, Reggio Calabria y finalizar en Novara.

La segunda etapa del tour es Matera, ciudad patrimonio de la humanidad (será además Capital Europea de la cultura en 2019), que sin lugar a duda, merece la pena ir a visitar. Matera es también la ciudad en la cual tengo la mitad de mis raíces; ha sido la ciudad en la cual vivía mi abuela y donde iba a pasar mis veranos de niño. En estos días y hasta el 6 de Agosto, mis dos obras: “Il Pesce Volante e “Musica” están expuestas en dos lugares de ensueño: Casa Cava y el Convento de San Agostino. Podéis imaginar la tremenda ilusión y emoción que todo eso me genera y la inmensa gana de compartirlo. A continuación os dejo algunas imágenes de la inauguración de ayer, en la cual estuvieron mi madre y parte de mi familia. Es realmente especial saber que gracias a mis obras visuales, la distancia física que nos separa (ellos viven allí e yo en Bilbao), se ha podido anular por un momento y hemos vuelto a pisar lugares y espacios que nos veían juntos en otra época  (han pasado casi 35 años), cuando todavía vivía mi abuela.

Siguiente etapa: ¡REGGIO CALABRIA!

Para los más curiosos, invito a ver este breve video que trasmite bien el “sentimiento de ser Lucano” para quien, como yo, vive lejos de su Tierra

 

Advertisements