Tags

, , , ,

Isabel Muñoz. S/T (JAP16639). Serie Japón, 2017. Galería Blanca Berlín

En diciembre del 2011, David Espada (hoy pilar imprescindible del laboratorio Espacio RAW), me abrió las puertas del estudio de Isabel Muñoz y así, tuve la oportunidad de conocerla en persona, charlar con ella y asistir al proceso de impresión de las platinotipias para el proyecto “Danzas y Ritos”, que en aquel entonces ella y sus colaboradores estaban experimentando y practicando y que algún mes después, fueron presentadas con gran éxito en la galería Blanca Berlín. Isabel Muñoz y las platinotipias son ahora un binomio inseparable, la artista ha llegado a ser una de las máximas expertas mundiales de esta técnica de impresión, llegando no solo a maximizar el altísimo rango tonal, sino también a reproducir con sutileza la luz y a incluir el color en este proceso.

Desde la mitad de febrero, hasta el 28 de abril, siempre en la galería Blanca Berlín, se expone el último proyecto de Isabel Muñoz: “Agua”, en el cual, la casi totalidad de las imágenes son platinotipias. Este trabajo ha sido desarrollado bajo el agua del Mediterráneo y del Mar de Japón y, como dice la misma artista, constituye una denuncia del mal trato que la humanidad tiene verso el mar que “nos lo da todo, sin pedirnos nada a cambio”. En mi opinión, la principal clave de lectura de las imágenes de “Agua” es la “obsesión” que Isabel Muñoz tiene por la danza y el movimiento de los cuerpos cuando danzan (recuerdo los trabajos de Isabel Muñoz sobre el ballet en La Habana, sobre el tango, sobre el baile de los sufíes en Turquía, sobre el flamenco, sobre las danzas orientales). Las imágenes de “Agua” son altamente sensuales; los cuerpos parecen volar, los plásticos de invernaderos que bajo el agua parecen de seda, son el perfecto envoltorio de dichos cuerpos; la luz sutil a unos cinco metros bajo el agua atenúa la mirada y ralentiza el tiempo; los golpes de color que ha usado en algunas de las imágenes son como llamas visuales; las zapatillas de ballet recuerdan la ligereza del ser en movimiento. Estos cuerpos de seda, danzantes bajo el agua, me han recordado la hermosura de los movimientos del Pterois Volitans cuando “vuela” en el agua. También he hecho un paralelismo con la denuncia de contaminación plástica de los océanos hecha por Mandy Barker especialmente en su trabajo “Soup” pero no solo…

Isabel Muñoz. S/T (BEA06275)

Serie Bajo el agua., 2017

Galería Blanca Berlín

Advertisements