Il Venerdí di Photosatriani n. 119

Tags

, , ,

Arbóreo N. 58 – Abanico Natural

 

Il Venerdí di Photosatriani n. 118

Tags

, ,

 

Arbóreo N. 57 – La vita e la morte

Los cuadernos de Remo Vilado

Tags

, ,

Remo Vilado me ha dedicado mi copia de su Cuaderno #1 Zatopek, llamándome compatriota, por algo será…! He acogido en mis manos su cuaderno con mucho cariño, así como se merece el objeto artístico cuidadosamente mimado, tanto por la Editorial Gran Sol y su editor Ricky Dávila, como por Dani Rodríguez de Grafilur.

Poco se sabe de Remo Vilado, hay quien dice que sea un ex-futbolista chungo italiano, otros piensan que sea un ex-actor porno; lo cierto es que de Remo Vilado se habla mucho en estos últimos tiempos, sobre todo desde cuando la editorial Gran Sol ha publicado los primeros dos Cuadernos. Después de haber disfrutado del CRV#1, puedo decir que Remo Vilado es un filósofo visual y un filántropo enrevesado; él ni siquiera lo sabe, pero es seguramente un médico “in pectore” porque descifrar su grafía es una tarea que requiere paciencia y mucha capacidad de intuición. Es un hombre que sabe de no poder encontrar la compresión en lo terrenal y la busca en si mismo y en un ser superior al cual se acerca a través de sus reflexiones escritas y visuales (¡no se pierdan la reflexión sobre el infinito y la eternidad en el Cuaderno #1).

Como el mismo Remo admite en su dedicatoria de mi copia de su Cuaderno, se trata de unos cuadernos locos que merece la pena tener, leer y mirar, para luego reflexionar y llegar a percibir la complejidad intelectual del autor, su perspectiva visual y su submundo tan magnéticamente peculiar.

Aunque el crowdfunding que ha financiado la publicación de los primeros dos Cuadernos ya ha finalizado, es posible tener en vuestras manos una copia de los Cuadernos de Remo Vilado; para eso, es suficiente enviar un e-mail a su editor: ricky@cfcbilbao.com; él se pondrá en contacto con vosotros para cerrar el trato.

 

De gira a Italia con el “Gusto dell’Arte”

Tags

, , , , ,

La vida está hecha de días que no dicen nada y de momentos que lo son todo. La sabiduría está en saber disfrutar cada día pero también en el saber gustar de manera especial, la plenitud de los momentos. A mí me encanta hacer fotos, intento crear un canal de comunicación a través de mis fotos, disfruto trabajando en preparar mis fotos para que puedan ver la luz y así tener la oportunidad de encontrar la mirada y las emociones de otras personas. Cuando se da esta oportunidad, el círculo se cierra y me siento apaciguado y en armonía con todo. En Abril de este año, gané el primer premio de la sección gráfica digital del Premio Arte Novara. Entre Junio y Septiembre, su director artístico, el indómito e indomable Vincenzo Scardigno, “hace una gira” con las obras de los artistas; el tour “Il Gusto dell’Arte”, empezó en Oleggio, para luego tocar Matera, Molfetta, Reggio Calabria y finalizar en Novara.

La segunda etapa del tour es Matera, ciudad patrimonio de la humanidad (será además Capital Europea de la cultura en 2019), que sin lugar a duda, merece la pena ir a visitar. Matera es también la ciudad en la cual tengo la mitad de mis raíces; ha sido la ciudad en la cual vivía mi abuela y donde iba a pasar mis veranos de niño. En estos días y hasta el 6 de Agosto, mis dos obras: “Il Pesce Volante e “Musica” están expuestas en dos lugares de ensueño: Casa Cava y el Convento de San Agostino. Podéis imaginar la tremenda ilusión y emoción que todo eso me genera y la inmensa gana de compartirlo. A continuación os dejo algunas imágenes de la inauguración de ayer, en la cual estuvieron mi madre y parte de mi familia. Es realmente especial saber que gracias a mis obras visuales, la distancia física que nos separa (ellos viven allí e yo en Bilbao), se ha podido anular por un momento y hemos vuelto a pisar lugares y espacios que nos veían juntos en otra época  (han pasado casi 35 años), cuando todavía vivía mi abuela.

Siguiente etapa: ¡REGGIO CALABRIA!

Para los más curiosos, invito a ver este breve video que trasmite bien el “sentimiento de ser Lucano” para quien, como yo, vive lejos de su Tierra

 

SOROLLA y la LUZ: cuando pintura y fotografía se encuentran

Tags

, , , ,

 

Foto by Photosatriani

Este año el Museo Sorolla (un rincón de paz y de luz en una Madrid enfocada) es una de las sedes de PHE. La razón es la exposición Sorolla en su paraíso(hasta el 1 de Octubre, comisario Publio López-Mondéjar) que, a través de unas fotografías de gran calidad, ofrece una visión íntima y sorprendente del “paraíso” familiar y laboral del gran pintor. Una especie de biografía visual, sentimental y artística que ayuda a entender la “visión fotográfica” que Sorolla tenía en su manera de ver.

Los cuadros de Joaquín Sorolla me han siempre atraído por la manera con la cual el artista pone a la luz como gran protagonista; una luz que me lleva derecho al Mediterráneo con sus olores y sus colores intensos y saturados. Cuando estoy delante de un cuadro de Sorolla o cuando se entra en lo que fue su último estudio, parece que se está en la playa junto con sus modelos o sobrevolando la escena pintada. Otro aspecto “fotográfico” que ha hecho que las pinturas de Sorolla me han siempre llegado con intensidad, es la perspectiva que normalmente elije en sus cuadros. Es una perspectiva muy dinámica, que acentúa la cotidianeidad de las escenas retratadas y que contribuye a sentirse como parte de aquel momento de vida. La exposición fotográfica de alguna manera nos ofrece justo este punto de vista: la oportunidad de ver el “making-of” de algunos de los cuadros más representativos del pintor.

Lo que esta exposición me ha permitido, es transformar mis percepciones en conocimiento, visto que he podido profundizar en la relación que Sorolla tuvo con la fotografía. Más que una relación fue una compenetración. Cuando el pintor tenía unos 18 años, un amigo suyo, le presentó al fotógrafo Antonio García Peris que parece necesitaba un ayudante y decidió contratarle; con el pasar del tiempo Peris acogió Sorolla en su casa (el pintor se quedó huérfano con solo dos años y vivía con sus tíos) y le facilitó la posibilidad de dedicarse a la pintura y le introdujo en los círculos artísticos de la ciudad; junto con el fotógrafo, Sorolla experimentaba en su estudio con la luz y con el retoque. El gran amor, fuente de inspiración y esposa de Joaquín Sorolla (Clotilde) era la hija de Antonio García Peris.

Antonio García Peris-1906

Quería destacar la imagen de la portada de este artículo (que está incluida en la exposición del Museo Sorolla), cuyo autor es Antonio García Peris. Se trata de una escena familiar alrededor de una mesa de una belleza estremecedora tanto por la luz, como por la puesta en escena y la composición; para mí una verdadera obra maestra, considerando además que la toma es del 1907.

El otro grande fotógrafo con el cual Sorolla se vinculó cuando ya se mudó a Madrid con toda su familia, fue el Danés Christian Franzen (un importante retratista de la época), al cual Sorolla dedicó este bonito retrato y con el cual colaboró en algún proyecto.

Sorolla se sirvió además de la fotografía para fijar en sus cuadros el invisible o lo fugaz que normalmente escapa a nuestra mirada o que se diluye con el pasar del tiempo. La exposición no muestra este aspecto, si no el contexto y los escenarios en los cuales Sorolla desarrollaba su vida y su trabajo. Se trata de unas 60 imágenes entre las cuales hay muchos retratos del pintor, pero también escenarios en los cuales Sorolla iba instalando su caballete para pintar sus cuadros, fotos familiares, etc. Este link os da la oportunidad de tener una buena idea de lo que se puede disfrutar en la exposición en el Museo Sorolla. Propongo a continuación otra evidencia de la importancia que la fotografía hubo en la vida de Sorolla; se trata de una retrato que hizo a su hija María en la playa de Biarritz, en el cual la mujer tiene en mano una cámara fotográfica.

Un último apunte; Sorolla también coleccionó fotografías que ahora son parte de los fondos del Museo. En el ámbito de PHE17 (hasta el 20 de Junio), en la Casa de América ha habido una exposición de imágenes de paisajes de Estados Unidos hechos por Carleton Watkins y que Sorolla recibió en regalo del fundador de la Hispanic Society .

Desde la página web del Museo Sorolla, se puede descargar gratuitamente el primer volumen de un interesantísimo catálogo sobre la colección de fotografía antigua conservada en el museo.Fotografia Museo Sorolla

 

 

Il Venerdí di Photosatriani N. 115

Tags

, ,

 

 

Arbóreo N. 54 – Giochi di luce e di acqua