Tags

, ,

Untitled, Providence,Rhode Island, 1976. Gelatina de bromuro de plata. Papel: 20,3 cm x 25,4 cm. Imagen: 14,3 cm x 14,6 cm. Ed. 40

Bernal Espacio es una galería de arte, efímera. Aparece y desaparece en distintos lugares, dependiendo de la conveniencia y del contenido de la propuesta expositiva. Tan efímera que, buscando su dirección en Google Maps la localización de la exposición Ausencia/Presencia de Francesca Woodman, aparecía como Bernal Espacio en la c/Cohello en Madrid… pero, allí no había ninguna galería (la hubo por un breve periodo de tiempo el año pasado). Actualmente la galería, como la Araba Fenice, ha vuelto a aparecer en la c/Lope de Vega 17, en pleno barrio de Las Letras y estará allí, hasta el 31 de Mayo (para luego volver a desaparecer), con 30 fotografías de Francesca Woodman.

Google, a pesar de presumir “agilidad”, es más lento y torpe en actualizar la información de su “Maps” y todavía se obstina a mantener una dirección inexistente, a pesar de las muchas peticiones del dueño de Bernal Espacio Galería para que borre una información incorrecta; continuando así, dentro de algunos años, se podrán encontrar una infinidad de Bernal Espacio en toda la geografía Madrileña… pero esta es otra historia que no tiene nada a que ver con el arte visual…volvemos entonces a las imágenes de Francesca Woodman.

Su fotografía siempre me ha atraído como un potente imán, a pesar que sus imágenes parecen estar siempre al borde de la desaparición (o justo por esta misma razón), las fotografías de Francesca, son capaces de penetrar hondo en mi ser, que empatiza con el mundo emocional tan complejo, sensible, oscuro, nostálgico, vívido, incomprendido de esta chica que empezó a experimentar con la fotografía a la edad de 13 años, poniendo su cuerpo como modelo en los límites de espacios decadentes, para exaltar la fugacidad de nuestra existencia. Como dice el curador de esta exposición: “Francesca nos revela la presencia latente de la ausencia a través de la evanescencia de sus fotografías”.

Las imágenes de Francesca Woodman están a la venta y sus precios oscilan entre 6.000 y 9.500€; cada copia está firmada por los padres de la artista (su padre murió hace un mes y su madre tiene 83 años; Francesca tendría ahora 59 años) y son numeradas (series de 40).

En un rincón del barrio de Las Letras de Madrid, una galería efímera, con una propuesta visual tremendamente real, fuerte, embrujadora y bellísima en su evanescencia.

Dediqué hace algún tiempo otra entrada de este blog a Francesca Woodman, haciendo un paralelismo (ahora diría algo forzado pero no del todo) con una chica actual que tuvo un momento en el que me parecía que sus fotografías recalcaban de alguna manera el mensaje visual de Francesca Woodman.

 

 

Advertisements